Testigos del Desarrollo Don Vital Castro

Testigos del Desarrollo

Don Vital Castro Agüero y La Historia del Templo de La Fortuna

La historia del templo de La Fortuna está íntimamente ligada a un pionero de La Fortuna, Don Vital Castro Agüero, querido y admirado por la mayoría de los vecinos, es el hombre que puso la primera y última piedra de esta obra, que identifica el favor religioso de los Fortuneños. Además, construyó la mayoría de obras importantes del distrito (La Unidad Sanitaria, La Escuela y el primer pabellón del Colegio).

Don Vital nació en San Vicente de Ciudad Quesada, en el año 1929, de un hogar formado por Celso Castro y Luz Agüero González, se casó con Doña Odile Miranda Calderón a sus 22 años. En este mes de enero (2011) cumplen 59 años de estar en la zona y aseguran que aquí se quedarán.

LA HISTORIA DEL TEMPLO.

Según Don Vital, fue Late Quesada el que donó una manzana de tierra para la construcción de la Iglesia de La Fortuna, recuerda que eran dos manzanas, una para la Iglesia que regaló y otra para la plaza de fútbol, que vendió en 900 colones a la Municipalidad. Para escoger donde se ubicaría el templo, se trajo al Obispo Juan Vicente Solís. Él vino dos veces, una para escoger el terreno y otra para poner la primera piedra, que fue el 27 de abril de 1957.

“Planos solo en la imaginación”

Don Vital recuerda que el templo se construyó en forma similar a la Catedral de Ciudad Quesada, todos los años se hacían turnos donde se recaudaban 16 mil colones, y con eso trabajaban tres meses por año. Para la base de la obra, le ayudóAurelio Solano Arrieta, que fue el que diseñó la Catedral de Ciudad Quesada, pero murió en esos días y en adelante él fue haciéndola sin planos, “todo estaba en la imaginación” recuerda.

El Templo de La Fortuna tiene 44 metros de largo y 18 de ancho, fue levantado en 12 columnas, dedicadas por don Vital a los 12 apóstoles, la torre tiene una base de 36 metros cuadrados y mide 24 metros de altura. La primera misa la presidió el padre Vargas y aún no se había terminado el templo.

Algo curioso de este Templo, es que la torre se construyó en “pedazos” para que los de la Junta Edificadora vinieran y la aprobaran, porque en principio no creían, asegura don Vital. Otro dato que destaca es que la construyó con peones de fincas que los vecinos prestaban para que le ayudaran, y tardó 16 años para terminarla.

Don Vital, es el padre del fundador de Volcano Lodge and Gardens, don Asdrúbal Castro

Fuente: Asociación de Desarrollo La Fortuna

http://ow.ly/ohTzE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s